Noticias

La verdad acerca de los ángeles.

La relación entre el mundo visible y el invisible, el ministerio de los ángeles de Dios y la influencia o intervención de los espíritus malos, son asuntos claramente revelados en las Sacadas Escrituras y como indisolublemente entretejidos con la historia humana... Antes de la creación del hombre, había ya ángeles; pues cuando los cimientos de la tierra fueron echados, a una “alababan todas las estrellas del alba, y se regocijaban todos los hijos de Dios”. Job 38:7... Los ángeles son por naturaleza superiores al hombre, pues el salmista refiriéndose a éste, dice: “Le has hecho poco menor que los ángeles”. Salmos 8:5.

El número y el poder de los ángeles
Las Sagradas Escrituras nos dan información acerca del número, del poder y de la gloria de los seres celestiales, de su relación con el gobierno de Dios y también con la obra de redención, “Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos” Y el profeta dice: “Oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono” Ellos sirven en la sala del trono del Rey de reyes, “ángeles, poderosos en fortaleza”, “ministros suyos”, que hacen “su voluntad”, “obedeciendo a la voz de su precepto”. Salmos 103:19-21; Apocalipsis 5:11.

Millones de millones y millares de millares era el número de los mensajeros celestiales vistos por el profeta Daniel. El apóstol Pablo habla de “las huestes innumerables de ángeles”. Hebreos 12:22 (VM); Daniel 7:10, Como mensajeros de Dios, iban y volvían “a semejanza de relámpagos” (Ezequiel 1:14), tan deslumbradora era su gloria y tan veloz su vuelo. El ángel que apareció en la tumba del Señor, y cuyo “aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve”, hizo que los guardias temblaran de miedo y quedaran “como muertos”. Mateo 28:3 -4.

Cuando Senaquerib, el insolente monarca asirio, blasfemó e insultó a Dios y amenazó destruir a Israel, '‘aconteció que en aquella misma noche salió un ángel de Jehová, e hirió en el campamento de los a sirios ciento ochenta y cinco mil hombres” El ángel “destruyó a todos los hombres fuertes y valerosos, con los príncipes y los capitanes” del ejército de Senaquerib, quien “volvió con rostro avergonzado a su propia tierra” 2 Reyes 19:35; 2 Crónicas 32:21 (VM).



Los ángeles ayudan a los hijos de Dios. Los ángeles son enviados a los hijos de Dios con misiones de misericordia.
  • Visitaron a Abrahán con promesas de bendición; 
  • Al justo Lot, para rescatarle de las llamas de Sodoma; 
  • A Elias, cuando estaba por morir de cansancio y hambre en el desierto; 
  • A Eliseo, con carros y caballos de fuego que circundaban la pequeña ciudad donde estaba encerrado por sus enemigos; 
  • A Daniel, cuando imploraba la sabiduría divina en la corte de un rey pagano, o en momentos en que iba a ser presa de los leones; 
  • A San Pedro, condenado a muerte en la cárcel de Herodes; 
  • a los presos de Filipos; 
  • A San Pablo y sus compañeros, en la noche tempestuosa en el mar; 
  • A Cornelio, para hacerle comprender el Evangelio; 
  • A San Pedro, para mandarlo con el mensaje de salvación al extranjero gentil.

Así fue como, en todas las edades, los santos ángeles ejercieron su ministerio en beneficio del pueblo de Dios... Así que, aunque expuesto al poder engañoso y a la continua malicia del príncipe de las tinieblas y en conflicto con todas las fuerzas del mal, el pueblo de Dios siempre tiene asegurada la protección de los ángeles del cielo, Y esta protección no es superflua. Si Dios concedió a sus hijos su gracia y su amparo, es porque deben hacer frente a las temibles potestades del mal, potestades múltiples, audaces e incansables, cuya malignidad y poder nadie puede ignorar o despreciar impunemente.

Los ángeles nos guardan
Estos centinelas celestiales protegen a los justos del poder del maligno. Así lo reconoció el mismo Satanás cuando dijo: “¿Acáso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Job 1:9-10, El medio de que Dios se vale para proteger a su pueblo está indicado en las palabras del salmista: “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende”. Salmos 34:7, Hablando de los que creen en él, el Salvador dijo: “Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre”. Mateo 18:10. Los ángeles encargados de atender a los hijos de Dios tienen a toda hora acceso cerca de él.

No sabemos qué resultados traerá un día, una hora o un momento, y nunca debiéramos comenzar el día sin encomendar nuestros caminos a nuestro Padre celestial. Sus ángeles están comisionados para velar por nosotros, y si nos sometemos a su custodia, entonces en cada ocasión de peligro estarán a nuestra diestra. Cuando inconscientemente estamos en peligro de ejercer una mala influencia, los ángeles estarán a nuestro lado, induciéndonos a un mejor proceder, escogiendo las palabras por nosotros, e influyendo en nuestras acciones.

Los ángeles de Dios están a nuestro alrededor... debiéramos saber estas cosas y temblar, y dedicamos a pensar, mucho más de lo que lo hemos hecho hasta ahora, en el poder de los ángeles de Dios que están vigilando y guardándonos... Los ángeles de Dios están comisionados por el cielo para guardar a los hijos de los hombres. Sin embargo, muchos se alejan de su influencia protectora y se acercan adonde puedan tener comunicación con los ángeles malignos.

Dios manda ángeles para ministrar a los que están ciegos físicamente, Ángeles guardan sus pasos y los libran de mil peligros que, aunque desconocidos para ellos, acechan su sendero.

Los ángeles fortalecen nuestra fe
“El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende”. Salmos 34:7, Dios envía a sus ángeles a salvar a sus escogidos de la calamidad, a protegerlos de “pestilencia que ande en oscuridad”, y de “mortandad que en medio del día destruya”. Salmos 91:6. Repetidas veces los ángeles han hablado con los hombres como un hombre habla con su amigo, y los han guiado a lugares seguros. Vez tras vez las palabras alentadoras de los ángeles han renovado los espíritus abatidos de los fieles, elevando sus mentes por encima de las cosas de la tierra, y los han inducido a contemplar por la fe las ropas blancas, las coronas y las palmas de victoria, que los vencedores recibirán cuando circunden el gran trono blanco.

No hay comentarios.

✓ No incluyas contenido con odio, racismo o discriminación, de lo contrario tu comentario será eliminado.
✓ Si quieres insertar una imagen o video de YouTube usa estos códigos:
» En el caso de las imágenes deberán usar este código:
[img]URL de la imagen[/img]
» Y en el caso de los vídeos, tanto de YouTube o Vimeo se usará este código:
[video]URL del video[/video]