Header Ads

Noticias

Las vestimentas sacerdotales de la gracia

Las vestimentas sacerdotales de la gracia. La función y el ropaje sacerdotal de Aarón ilustran la función que Cristo desempeñó por nosotros al cargar sobre sí nuestros pecados, y también al conectarnos con la pura y santa perfección de Dios. Uno de los grandes temas de la Reforma Protestante es lo que se ha llamado "el sacerdocio de todos los creyentes", una idea derivada especialmente (pero no solamente) del texto para memorizar que todos los cristianos actúan como "sacerdotes" ante Dios y que, porque tienen a Jesús, no necesitan mediadores terrenales entre ellos y el Señor (como en algunos sistemas religiosos). "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Tim. 2:5). Después de la vida, la muerte, la resurrección y el ministerio sumosacerdotal de Jesús, el antiguo sistema hebreo que Dios había iniciado se había cumplido en Cristo. El sacerdocio levítico fue reemplazado por un nuevo orden establecido, en el que todos formamos parte del "real sacerdocio". Esta semana, al estudiar las vestimentas que usaban los sacerdotes del antiguo sistema, podemos aprender acerca de lo que significa ser "sacerdotes" en el nuevo.


"Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable" (1 Ped. 2:9).